sábado, octubre 21, 2006

La histaria viviente del folclore cuyano


Hablar de Santiago Bertiz es casi como hablar de una parte de la historia del folclore cuyano. Este reconocido guitarrista y luthier fue integrante de la primera formación de Los Trovadores de Cuyo junto a Hilario Cuadros, formó un dúo con Tito Francia y fue guitarristas de artistas como Antonio Tormo y Félix Dardo Palorma. Ha sido distinguido con varios galardones, entre ellos el premio San Martín que le otorgó la Legislatura Provincial en 1997. Además, la Municipalidad de Guaymallén lo declaró “ciudadano ilustre”, en 2001.
Su casa ubicada en calle Lamadrid, de Guaymallén, ha sido testigo de su vida privada y profesional. Por su hogar pasaron un sin fin de músicos importantes, entre ellos Mercedes Sosa, quien tenía de guitarrista a Pepete Bertiz, uno de los hijos de don Santiago. “Con Zulema (su esposa) tuvimos seis hijos: Coco, Titi, Laura, Luli, Pepete y Chichí. Ahora tengo nueve nietos y diez bisnietos”, cuenta orgulloso.

Con sus lúcidos 87 años, este talentoso hombre nos recibe y rememora parte de su vida artística. Cuenta cómo se inicio, cómo conoció a Cuadros y habla de su pasión: el folclore cuyano. “Todas mis composiciones son folclóricas. Tengo casi 100 canciones registradas en SADAIC. Todos los días prendo la radio y escucho folclore. De los artistas jóvenes me gustan mucho el Dúo Nuevo Cuyo y Montuelle Dúo. En Mendoza hay muchos folcloristas y muy buenos. Claro que ahora estoy en mi casa tranquilo y no salgo mucho, por eso no los conozco a todos”, dice Bértiz, quien agrega que con la actual formación de Los Trovadores de Cuyo “estoy muy bien y los aprecio mucho a los muchachos”.
La mamá Mercedes, profesora de guitarra
Don Santiago comenzó a tocar la guitarra a los 10 años, incentivado por su madre. “Empecé a tocar en las farras, en las fiestas. Mi mamá me enseñó, pero era casera de la casa (sic). Ella no había estudiado pero tocaba de lindo. Entre los 18 y los 20, empecé a tocar como guitarrista de Radio Aconcagua, que ahora es la actual Radio Nacional, y ahí empecé a acompañar a los grandes cantores de Buenos Aires que venían a actuar a la provincia como Edmundo Rivero, Argentino Ledesma y qué sé yo cuántos más”, recuerda Bértiz. En esa emisora conoció a los que luego serían sus compañeros en la vida artística.
Hilario Cuadros, el líder
Cuando Cuadros escuchó a Bertiz tocar la guitarra no dudo ni un minuto y lo convocó para que integrara la primera formación de Los Trovadores de Cuyo. “Tenía 25 años cuando entré a Los Trovadores. A Cuadro lo conocí en radio Aconcagua. Allí hizo una audición y yo lo acompañé. Nos hicimos grandes amigos”, dice don santiago y continúa: “Yo soy el único que está quedando vivo de aquella formación. En esa época éramos Ochoa, Senra, Herrero, Cuadros y yo. Me acuerdo que Hilario venía todos los años a Mendoza y hacíamos festivales por toda la provincia, San Juan y San Luis y cuando llegaba el invierno, Cuadros se volvía a Buenos Aires. Acá trabajaba mucho porque la gente lo adoraba”.
Mientras que por otro lado, don Santiago recuerda una anécdota que según él jamás podrá olvidar: “Un día terminamos de actuar y nos invitaron a cenar. Cuando llegamos estaban las mesas servidas con la comida y vinito. Habían todas cosas muy ricas. Nosotros teníamos un hambre... Entonces el dueño de casa le pide a Cuadros que toque Flor de Guaymallén. Cuando empezamos a tocar el valsecito, en eso entusiasmado el dueño de casa se pone a bailar con su mujer y Cuadros se puso furioso. ‘Yo no soy vitrola de nadie’, dijo Hilario y nos fuimos de la fiesta sin comer. ¡Con el hambre que teníamos! (risas). Era bravo Cuadros” .
La vida en Buenos Aires
Bertiz se fue a vivir a Buenos Aires porque, luego de Los Trovadores de Cuyo, se transformó en guitarrista de Antonio Tormo. “Con él me fui a vivir a Buenos Aires y me llevé toda la familia. Estuve 10 años trabajando con Tormo. Hacíamos muchas giras, recorrimos todo el país. Después me volví del país porque ya estaba cansado de tantas giras y, además, mi señora se quería venir a Mendoza”, cuenta el guitarrista cuyano.
El primer disco
Bertiz también formó un dúo de guitarras junto a Tito Francia, con él grabó uno de sus primeros materiales discográficos. “Los dos trabajábamos en la radio y vino una orden de Buenos Aires y nos echaron a todos a la calle y ahí formé el dúo con Francia. Por supuesto que nos jubilamos y empezamos a tocar juntos por todos lados. Fue una época muy linda”, rememora emocionado.
Bertiz, el luthier
Don Santiago, además, de guitarrista es luthier. Ha realizado requintos cuyanos, guitarras y guitarrones que son muy conocidos en todo el país. El guitarrón que posee la actual formación de Los Trovadores de Cuyo lo realizó Bertiz.
“Aprendí armando y desarmando. Echando a perder se aprende (risas). Al principio me salían guitarras medias fuleras, pero ya después aprendí a hacerlas bien. Ahora no puedo fabricar, pero algún arreglito hago”, comenta este gran hombre que hasta hace cuatro años trabajó como luthier y, actualmente, algunos jóvenes tienen la posibilidad de tenerlo como profesor de guitarra.

9 comentarios:

María Ester Pérez dijo...

Hola, soy una amante del folclore y me encantó que se siga recordando a gente como el señor Bertiz. Además, me gustó mucho lo espontáneo de la nota.

Por amor al arte dijo...

Gracias, María Ester. Saludos

JUAN HERNANDEZ ARRIAGADA dijo...

Hola Gema,

Ha sido muy grato encontrar encontrar en este universo virtual, este artículo sobre Don Santiago y su hijo Pepete.
Soy un chileno amante de la guitarra y admirador de todos estos próceres que son la base del sonido guitarrístico de nuestra América.
Guardo con íntimo orgullo haber tenido la posibilidad de conocer personalmente a don Santiago hace un par de años en Mendoza, haber tocado algunas piezas cuyanas con él y conservar en mi poder uno de los guitarrones nacido de sus virtuosas manos.

Mis especiales saludos para Ud. y felicitaciones por brindar en su espacio información tan valiosa como ésta.

Atte.

Juan Hernández Arriagada
www.diapasonporteno.com

Pablo Olmedo dijo...

Mil gracias por publicar esta nota referida a Don Santiago, y sobre todo que se haga mencion a su hijo, el inolvidable Pepete, y digo inolvidable porque son, aun siguen siendo, su presencia y su guitarra, en cada grabacion de Mercedes que se escucha de la decada del 70. Por Dios que exquisitez de guitarrista y cantor!!! seria lindo que se publicaran mas fotos de Pepete y de su papá . Gracias por permitirnos este momento de lectura y saber un poco mas de esta gente indispensable para la cultura.
Brindo por este momento
un abrazo a todos
Pablo Olmedo de Mar del Plata

pablolmedo2a@hotmail.com

Puntano dijo...

Hola Gema!
Me encantó la nota que escribiste sobre don Santiago Bértiz.
Gracias por el rescate. Hace poco escuché el disco que hicieron junto a Tito Francia y considero que merece un perfil más alto, pese a que se lo ha reconocido.
Celebro tu iniciativa.

Fernando Pedernera

Julieta dijo...

Muy buena la información e felicito

Rubén Díaz dijo...

Es de una gran justicia homenajear a Don Santiago Bértiz, maestro de la guitarra, la música y la vida. Querido y admirado por todos, especialmente por quienes nos consideramos sus alumnos.Rubén Díaz

Marisa dijo...

Conocí al Pepete en México; muchas noches pasamos oyéndolo tocar. Cada vez que Mercedes Sosa iba a México, el Pepete llegaba a la casa, con su guitarra, su sentido del humor, su amistad.
Gracias por recordarlo en esta nota. Ver su foto, después de tantos años me impresionó.
Marisa Echevarría

mgo dijo...

Hola... acabo de escuchar a Santiago por primera vez en una grabación.

No tengo palabras para expresar lo profundo que me llega su voz y su guitarra.

¡Gracias!

Lo siento cerca aunque jamás tendremos el más mínimo acercamiento.

-murci bouscayrol (mgo)